bisagras puertas

Cómo lubricar bisagras de puertas

¿Tienes puertas viejas que chirrían al abrir o cerrar?

Vamos a ver cómo lubricar las bisagras de nuestras puertas de forma correcta y eficiente para evitar esos molestos ruidos a abrir o cerrar.

Es habitual que las bisagras de nuestras puertas viejas tiendan a chirriar, esto también suele ocurrir con la humedad del invierno, que se acumule en las bisagras y provoquen este ruido.

Materiales y herramientas necesarios

  • Lubricante
  • Pinzas o alicates para retirar la clavija (en algunos casos)

Lo primero que debemos hacer es adquirir un lubricante adecuado, para ello preguntaremos en nuestra ferretería mas cercana por algún lubricante en aerosol.

Una buena opción son los lubricantes de silicona en aerosol como Tri-Flow o Blaster que son los mas comunes relativamente fáciles de usar para engrasar las bisagras de nuestras puertas.

Otra opción seria la grasa de litio como puede ser el famoso 3-en-uno, las grasas de litio son resistentes al polvo, por lo que no les afectara el polvo a lo largo del tiempo.

Y en la ultima opción, podemos usar el típico aceite de oliva comestible para eliminar el chirrido, pero es la opción menos recomendable ya que este aceite atrae el polvo y la suciedad.

Lubricar bisagras

Para realizar la lubricación de forma eficiente, debemos separar las dos partes de las bisagras para engrasar la unión, ya que en esta unión es donde se produce el chirrido.

En función de las bisagras que tenga nuestra puerta, nos costara mas o menos separar estas dos partes, principalmente nos podemos encontrar con 2 tipos de bisagras.

Bisagras planas Quita y pon Tipo pernio

bisagra-pernio-puertas

Estas bisagras son relativamente fácil de separar, basta con abrir la puerta y elevarla para extraerla del marco, una vez separadas, engrasamos correctamente toda la superficie interior de la bisagra con el lubricante elegido.

Bisagra libro o bisagra de doble hoja

bisagra libro puerta

Para lubricar estas bisagras no es necesario extraer la puerta por completo, ya que después nos costaría volver a montarla, este tipo de bisagras están sujetas mediante una clavija central, para acceder a la superficie que debemos lubricar, basta con levantar/extraer la clavija (eje central) con unas pinzas o alicates, una vez extraída, lubricamos la superficie interior y la clavija con el lubricante que hayamos elegido, una vez lubricada una bisagra, le volvemos a colocar la clavija y procedemos a repetir el proceso con la siguiente bisagra hasta que terminemos, realizando el proceso de este modo en lugar de extraer todas las clavijas, evitamos complicaciones a la hora de volver a montar todas las bisagras con las clavijas, aunque si lo preferimos, podemos extraer todas la clavijas a la vez para lubricarlas, siempre teniendo en cuenta que luego nos puede costar un poco volver a montarlas.

Una vez montadas las bisagras, limpiamos el lubricante sobrante exterior.

Y con esto, hemos eliminado el chirrío de nuestras puertas antiguas.

2 thoughts on “Cómo lubricar bisagras de puertas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>